Pages Navigation Menu

El Documental

Documental Villa San Luis: La consagración de la pobreza

Documental Villa San Luis: La consagración de la pobreza

En 1972, Salvador Allende entregó 1.038 viviendas sociales que pertenecían al proyecto habitacional Villa San Luis. Se trataba de una población para obreros construida en el corazón de Las Condes. La mayoría de los beneficiados por la CORMU, vivían en campamentos dentro de la misma comuna y accedieron a estos departamentos a través de los conductos regulares de ahorro de cuotas y pago posterior de dividendos, según las normas de la CORHABIT.

Construyendo esta población en el antiguo fundo San Luis (de 153 hectáreas) se avanzaba, entonces, hacia un objetivo central: terminar con la segregación social urbana y entregar viviendas sociales de calidad. El proyecto San Luis destinaba un 70% del suelo para áreas verdes y espacios públicos.

Sin embargo, entre 1976 y 1978, el Ejército de Chile, con el avala del SERVIU, desalojó violentamente a los pobladores de la villa bajo el pretexto de que las viviendas habían sido tomadas ilegalmente, desplazando a mil familias y cerca de 5 mil personas a sectores periféricos de la capital: Independencia, Conchalí, Maipú, San Miguel, entre otras comunas. Las viviendas de San Luis fueron entregadas a familiares de suboficiales y más tarde vendidas, por el Ejército, a una inmobiliaria. De esta manera, el área destinada a viviendas sociales pasó a manos del mercado, a un precio de 89 millones de dólares. Esto consumó el atropello sufrido por los pobladores y permitió la demolición de casi todos los edificios de la Villa San Luis. Así nació el complejo “Nueva Las Condes”, donde hoy se ubica el Parque Araucano y uno de los centros financieros más exclusivos de la capital.

Esta historia es muy poco conocida y no ha sido documentada suficientemente. Además, sucede que, a pesar de todo, todavía se conserva una manzana con 4 blocks de la Villa San Luis. Allí habitaban, hasta marzo de este año, las últimas familias originales que vivieron ahí desde 1972. En todo el perímetro de esta manzana, de este único fragmento del pasado, se alzan enormes edificios de diseño vanguardista, lo que produce una imagen altamente expresiva respecto de la desigualdad de nuestro país. Sin embargo, esta huella, esta materialidad que permite evocar la memoria de lo sucedido, está a punto de desaparecer, puesto que este año se pretende terminar de demoler los últimos edificios de la población.

Por eso, para rescatar la memoria histórica de la Villa San Luis, es que como equipo de realizadores audiovisuales y periodistas, estamos trabajando para producir un documental. Este proyecto tiene un valor contingente, además, puesto que hoy existe consenso respecto de la necesidad de terminar con la segregación urbana, en el seno del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano, creado por el actual gobierno. Por último, este proyecto ayuda a comprender que las violaciones a los DD.HH., tuvieron aristas muy diferentes y que no se manifestaron solo en casos emblemáticos vinculados con la tortura o las desapariciones.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *